Ciencia abierta

En la actualidad la sociedad tiene que hacer frente a muchos desafíos ecológicos generados fundamentalmente por la propia demanda humana, que se derivan de la sobreexplotación de los recursos naturales y que implican, por ejemplo, la necesidad de preservación de especies amenazadas y otros muchos retos que tienen su repercusión sobre la salud, la economía, el medio ambiente, la sociedad, etc. En muchos casos atender de manera eficiente todos estos inconvenientes, supone la necesidad de contar con un enorme contingente de especialistas y medios. Lo que sería inviable.

El concepto de Ciencia Abierta (Open Science) es una novedosa e importante iniciativa para hacer ciencia, cuyo objetivo principal es la implicación de los ciudadanos en la investigación científica. Parte de una realidad fundamental, y es que todo el mundo puede ayudar de alguna forma: mediante sus conocimientos, su tiempo, su patrocinio, etc. De esta manera se pone al alcance de aquellas personas que tengan interés, curiosidad científica e incluso conciencia de la necesidad de la colaboración ciudadana, la posibilidad de participar en los descubrimientos científicos e incluso ser parte de la solución.

En el proyecto que ahora planteamos, sobre alerta y control de bioinvasiones marinas, la implicación de los ciudadanos se hace imprescindible en la vigilancia de las zonas costeras, que supone sumar la dificultad de rastreas la enorme diversidad de ambientes que incluye las zonas litorales.