Inicio » Investigación » Proyectos » Proyecto Percebe » Hacia una pesquería social, ecológica y económicamente sostenible

Hacia una pesquería social, ecológica y económicamente sostenible

La cogestión permite adaptarse a nuevas situaciones y necesidades. Por ejemplo, en el año 2004 se observó un declive en las capturas totales de percebe y en el rendimiento por pescador, por lo que se redujo el cupo diario de 8 a 6 kg por pescador. A partir de 2004, las capturas y rendimientos (CPUEs) dejaron de disminuir, lo que constituye un síntoma de recuperación del recurso (Figura 3). Este cambio de cupo no fue necesario en el Plan de Explotación del Cabo Peñas, donde las capturas se han mantenido constantes desde el inicio. También la crisis económica de los últimos años ha tenido un impacto sobre la pesquería de percebe. El precio de venta en Puerto de Vega aumentó de forma significativa desde 2002, para sufrir posteriormente una disminución marcada a partir de la crisis económica en el año 2008 (Figura 4). Actualmente los precios muestran síntomas de recuperación, aunque una de las principales amenazas para la sostenibilidad de los planes del percebe son los furtivos.


Figura 3. Evolución de las capturas totales de percebe (barras verticales) y de las capturas totales por pescador (líneas azules) (datos facilitados por la DGP).


Figura 4. Evolución del precio medio mensual por kilogramo de percebe desde 2002. Los puntos son las observaciones, la raya indica la tendencia general.